sólo un momento compartido

Muchas veces las cosas más sencillas son las que nos dan más gustico.

Una buena cena, unas copas de vino y toda la noche para hablar con buenas amigas. Amigas de esas que por muy lejos que estén, siempre sientes cerca. Hoy me siento recargada para toda la semana después de recibir la superenergía transmitida con tanto abrazo.

Compartir momentos con esa gente que tanto gustico nos ha dado en tantas ocasiones es sin duda una de las cosas que mejor sabor de boca deja.

las palabras no se las lleva el viento

Levantarse por la mañana, en esa época tonta, con días de bajón, y encontrarte palabras bonitas de buenos días de esas personas que han estado, están y sabes que estarán el resto de tu vida a tu lado.

Eso, señoras y señores, da MUCHO GUSTICO.